domingo, 29 de abril de 2007

Espejo de hielo

De Tronador

Ayer encontré un momento, una sensación, un paisaje de esos para guardar en un recuerdo y revivirlo tiempo después proyectando sueños. Era una superficie brillante como el vidrio, rodeada de un espectro azulado en la osuridad que la envolvía.

Quise mirarme en ella como si fuera un espejo, pero me di cuenta que en realidad proyectaba otras cosas. Parecía que en aquel lugar el mundo seguía otras leyes. Al contrario de lo que estaba acostumbrado a ver, todo era quietud. El silencio rompía solo en mi imaginación al ver una gota de agua caer hacía un lugar que parecía no tener fondo. Las esculturas torneadas en secreto por el hielo daban vida a una escena filmada en cámara lenta. Me encontré tranquilo, observando el espectáculo con la mirada perdida y me olvidé quien era. Descubrí que ése era el truco para hacer que los actores de esta quietud me dejaran jugar con ellos en su escena. Me atraparon como cuando estaba en el jardín de infantes y jugaba a la mancha. Yo los había tocado y ahora dejaba que me atraparan. Pero hicieron trampa, ya que me atraparon de una manera en la que no podía contar el tiempo y me di cuenta que hacía mucho no jugaba de esa forma.

De Tronador

Miré hacia arriba y descubrí, en esa superficie vidriada, distintos tonos de azul. Al principio no los pude distinguir bien, pero a medida que jugaba el juego, poco a poco me fui dando cuenta que los más claros decían donde golpear y los oscuros… los oscuros eran como el tango. En su melodía marcaban como torcer el cuerpo y hacia donde llevar los pasos. La música empezó a cobrar vida y sentí como si estuviera de la mano de mi chica, esperando con ansias entrar a la pista. El primer golpe me liberó de la mancha. El segundo me hizo recordar quien era y escuchar ese motor que ruge incansable de recorrer experiencias. De ahí en adelante éramos solamente el hielo y yo. Toda mi percepción se redujo a tratar de leer entre los tonos de azul.

Cuando salí me sentí inundado por el sol y el paisaje. Estaba agitado, pero mientras recuperaba el aliento pensaba: fue un espejo?

5 comentarios:

MELON dijo...

"QUE EL HOMBRE SEPA QUE EL HOMBRE PUEDE"
FELICITACIONES!

cuppia dijo...

Muy bueno Clave! Muy buen relato, muy buenas fotos, UN MUY FELIZ CUMPLEAÑOS!

Clave dijo...

gracias Melon, siempre apoyando a los blogs de barrio.

Javier dijo...

Excelente Fer! Especialmente las fotos de Arenales :P

Cuando vuelva nos vamos para el hielo!

chaucha dijo...

[img]http://actualidadfutbol.com/wp-content/uploads/2007/11/riquelme.jpg[/img]